Blogger news

Novedades Editoriales de Mayo (haced clic en la imagen correspondiente para más información):

Reseña: Ojos azules en Kabul, de Anabel Botella

21 junio 2013

¡Hola a todos! ¿Qué tal estáis? Hoy os traigo la reseña del último libro que he devorado (literalmente). Una historia especial y conmovedora con la que he llorado como una magdalena. Me ha costado horrores hacer la reseña y no me ha quedado como a mí me gustaría, cosa que siempre me pasa con los libros que me emocionan tanto >__<



Ficha Técnica:
Título: Ojos azules en Kabul
Autor: Anabel Botella
Editorial: Plataforma Neo
Encuadernación: Rústica sin solapas
Nº Páginas: 370
Precio: 15,90€
ISBN: 978-84-15750-62-8
Lee las primeras páginas: AQUÍ

Resumen de la contraportada: 

A Saira nunca le ha gustado su aspecto. Es rubia, tiene los ojos azules y todos la llaman kharami, o lo que es lo mismo, bastarda. Vive en Afganistán con su hermana, su madre y su abuelo, y cree tener ocho años. Cuando Ramin −un hombre cruel y fiel seguidor de los talibanes− entra en su vida, la desgracia se cierne sobre su familia para siempre.

Pero no todo está perdido para Saira. La pequeña logra viajar a Valencia gracias a las tropas españolas y crece envuelta en el cariño de su familia de acogida, aunque las pesadillas de su pasado no dejan de visitarla. Cuando Pablo le ofrezca la posibilidad de abrirse al amor, ¿conseguirá sanar las heridas de su niñez y empezar a ser feliz?

Cita del libro:
A veces, el abuelo les decía a Saira, a su hermana Mariam y a su madre:
-No debéis temer a los djinn, ni a las margaritas, ni a los libros, ni a los fantasmas. A quien debéis temer es a los hombres.

Opinión Personal (sin spoilers): 

¡Qué bonito y qué triste! Desde que vi por primera vez la noticia de que publicaban esta novela de Anabel Botella supe que me iba a gustar. ¿No os ha pasado que un libro os entra por los ojos (ya sea por la sinopsis o por la portada) y podéis poner las manos en el fuego por él sin temor a quemaros? A mí me pasó con este y, desde luego, mi instinto no me ha fallado. Me ha durado un suspiro, fue abrirlo para echarle un vistazo y no poder soltarlo. El libro se lee solo y es tan bonito que cuanto más tiempo pasa más me gusta. 

Saira es una niña especial, cree tener ocho años, vive en Kabul con su madre, su hermana mayor y su abuelo y, a pesar de la situación familiar, de que apenas tienen alimentos que llevarse a la boca, es feliz escuchando las historias que le cuenta su abuelo, mirando las estrellas al lado de su hermana o compartiendo secretos con ella. Saira una niña despierta, curiosa, dulce, ingenua, luchadora y sencillamente adorable. Es un personaje coherente, una niña cuya inocencia le impide abrir los ojos a la verdad que se cierne sobre su familia, al horror que Ramin, el ser despreciable que les arrebata todo, incluida la dignidad, trae a su familia. La niña se percata de lo malo que está sucediendo, es consciente de los maltratos y vive en carne propia el rechazo, el dolor, el maltrato, la pérdida,... pero todo con el velo opaco que son los ojos de una niña de ocho años. Una niña que se ve obligada a hacerse mayor antes de tiempo, pero una niña a fin de cuentas. Y esto me ha gustado muchísimo, porque no solo le aporta realismo a la novela, sino que te hace sufrir el doble por lo que te cuentan y por todo lo que omiten.

Además, Saira fue el producto de una violación que sufrió su madre años atrás y, aunque la mujer quiere a su hija, no puede evitar ver en ella a la niña que nunca debió nacer, el resultado del peor día de su vida, aquel en que lo perdió todo y que la perseguirá por el resto de sus días. La niña, por su aspecto, está marcada, lo que significa que nunca logrará conseguir un buen marido y que solo podrá aspirar a ser vendida a algún indeseable que la maltratará y le hará la vida imposible. Para todos en Kabul es una bastarda, y solo hay que mirarla a los ojos, ver la palidez de su piel o el color de su pelo para percatarse de sus genes. El rechazo siempre ha estado presente en la vida de la niña. Hasta que aparece un ángel en aquel mar desolador y Saira, por primera vez en su vida, tiene una oportunidad de escapar, de ser libre y vivir su vida en un lugar donde nadie la juzgará por su aspecto ni la discriminará por el simple hecho de ser mujer. 

Cita del libro:
Se levantó para mirarse al espejo. Su abuelo le decía siempre que era su suri, su princesa, y Ramin le recordaba todos los días que era una bastarda, pero ¿quién era en realidad? ¿Un niño para que todo fuera más fácil o una niña que no encontraba su lugar? Poco le importaba ya quién era, porque a nadie parecía importarle nada. Si la vendían y ella se marchaba de Kabul, ¿la acompañarían su hermana y su madre en ese día que para ella sería el inicio de una vida diferente? Estaba muerta de miedo y tenía un nudo en la garganta que no la dejaba respirar, pero, por más que intentaba llorar, no podía. ¿Se le habrían acabado las lágrimas?, se preguntó. ¿Habría un número de lágrimas asignado para cada persona? Era un poco extraño que siendo tan pequeña ya hubiera agotado las suyas.

No voy a comentar nada más sobre la historia porque ya he contado suficiente y porque la sinopsis proporcionada por la editorial resume prácticamente todo el libro. La novela está narrada en tercera persona desde el punto de vista de varios personajes, pero de Saira en su mayoría. Me ha gustado mucho la pluma de la autora. Es el primer libro que leo de Anabel Botella, una de las primeras bloggeras a la que empecé a seguir, y creo que no me equivoco al pensar que he empezado por la puerta grande. Y es que Ojos azules en Kabul es un libro muy especial, de esos que te llegan al corazón y que siempre recuerdas con una sonrisa.

La autora ha hecho un trabajo excelente, especialmente con toda la primera parte, escrita con mucho mimo, con delicadeza y crueldad, reflejando la cruda realidad que viven muchas mujeres afganas sometidas al régimen talibán; mujeres y niñas que no tienen derecho a nada, ni a la educación, ni a la asistencia sanitaria, trabajo o a algo tan básico como opinar o soñar. En esta historia seremos testigos de algunas de las atrocidades que viven esas mujeres, escenas que nos encogerán el corazón, que nos harán sufrir, querer gritar y también llorar. Pero no todo es dolor y sufrimiento, el libro también está cargado de esperanza, porque pese a todo lo malo vemos que la pequeña Saira tiene una oportunidad para hacerse ver, para vivir su vida, saborear la libertad, soñar, alzar la voz por todas aquellas mujeres que siguen viviendo en condiciones inhumanas y conseguir, con su enorme corazón, dejarnos una huella en el nuestro. Es una historia tan bonita como desgarradora.

En cuanto a los personajes secundarios, contaremos con un gran repertorio, tanto en la primera como en la segunda parte de la novela, algunos con más relevancia que otros dependiendo del momento y las circunstancias. De entre todos, quiero hacer mención especial a Bahar, la madre de Saira, una mujer con la que me ha costado simpatizar pero que a su vez me parece el personaje más humano. Me ha resultado doloroso leer sus partes, y muy realista dadas las circunstancias.

El punto negativo y, motivo por el cual el libro no se lleva más nota, tiene que ver con la segunda parte de la novela; la vida de Saira una vez dejado atrás una parte importante de sí misma. La segunda parte, ambientada unos siete años después de que Saira dejase atrás su vida en Kabul, es mucho más light. No creo que esto sea algo negativo, pues la historia lo necesitaba, pero hay cosas que para mi gusto sobran, como por ejemplo alguna conversación superficial con sus amigos o los malentendidos con su mejor amiga Isabel. Quizás en otra novela habrían quedado perfectos, pero en esta no encaja, no pega con el tono serio y desgarrador del principio. Demasiado superfluo. Pero bueno, al menos Saira sigue manteniendo su personalidad y, quitando esas escenas que no encajan, el resto de la novela es preciosa. Me ha gustado mucho su relación con Pablo que, aunque no se ahonda demasiado en ella, llegas a conectar con la pareja y a emocionarte con ellos.

Cita del libro (Pablo y Saira):
-Para cambiar el mundo primero tienes que cambiar tú. Dime, ¿de qué tienes miedo?
«De no ser lo que esperas, del amor, miedo a que te vayas y me abandones», quiso decirle, pero solo alcanzó a susurrar:
-Tengo miedo de ti.

Por último, si tengo que mencionar algo por encima de todo, además de Saira me quedo con las cartas. Decir que son conmovedoras es quedarse corto. La primera, que Saira escribe a su hermana Mariam, es impresionante y me bebí las lágrimas mientras la leía. Y la última, que no me esperaba, es la que termina de darle el toque y salvar todos los puntos negativos de la segunda parte. Preciosas las dos *__*

Ojos azules en Kabul cuenta una historia sobrecogedora, una de esas que llegan para quedarse impresas en tu memoria y que nunca olvidas. Una historia dura y esperanzadora que emociona, que te hace sufrir y querer gritar de frustración, con la que lloras y también sonríes. Muy recomendada. 



8/10 Una historia preciosa, desgarradora y esperanzadora, con una protagonista única que te robará el corazón. La segunda parte no está a la altura de la primera, pero Saira es tan especial y la historia continúa siendo tan bonita que poco te importan sus puntos negativos.  

¿Lo habéis leído? ¿Os ha gustado tanto como a mí?

¡Un besote a todos! 

15 comentarios:

  1. Mee ha encantado tu reseña!
    La verdad es que este libro es muy emotivo, a mí me ha encantado este libro. Creo que no tardé mas de dos días en leerlo.
    Yo también tengo una reseña sobre este libro en mi blog,si te pasas por allí, espero que te guste :)
    Besoootess desde Little moments of the life!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por la reseña. Me alegro que te haya gustado :)

    ResponderEliminar
  3. Hasta ahora no ha habido ninguna reseña que haya conseguido que me interesara aunque fuera un poco por este libro, pero tú lo has conseguido. ¡Qué buena reseña! Ahora me pica la curiosidad. Quizás si lo veo por la biblioteca lo pille.

    Un beso, guapa!

    ResponderEliminar
  4. Me pasó lo mismo con el cambio brusco de la primera a la segunda parte. Pero Saira es una niña muy especial y la historia de su infancia es imposible que no te encoja un poco el corazón :D

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. ¡Quierlo leerlo! *___*

    ResponderEliminar
  6. Es un libro que no me llamaba mucho la atención. No es que no me gustara en sí, si no que la trama no me entusiasmaba, pero he leído tu reseña y no he podido resistir la tentación de apuntar el libro en mi wishlist, que mi cumple es el mes que viene y voy anotando ya lo que que quiero jejee.

    Me parece que tiene que ser un libro precioso por como hablas de él y pensé que la historia de Saira era distinta...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Es una historia muy buena sobre lo que les sucede a muchas mujeres en el mundo, a mí me encantó :P

    ResponderEliminar
  8. Tengo muchas ganas de probar a esta autora y seguramente este será el primer libro que lea de ella.
    Gracias por la reseña!
    Un besico :3

    ResponderEliminar
  9. Jop, parece que voy a arrepentirme de no haber leído esta novela en su momento, porque estoy leyendo reseñas preciosas, incluida la tuya. La verdad es que la primera parte, por lo que cuentas, tiene todas las características para gustarme :) Veremos a ver, a lo mejor acabo leyéndola.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Le tengo muchísimas ganas >_<
    besitos

    ResponderEliminar
  11. Jolines, qué reseña, Arse *__* Lo que no me gusta es lo que mencionas de la segunda parte, pero la primera parece súper especial. Considero realmente complicado ponerse en el lugar de un niño de 8 años, y más aún manejarlo bajo las circunstancias de esta novela. Pero por lo que cuentas, la autora ha hecho un trabajo magnífico en esa parte :) Ya veré si lo leo más adelante, que ya sabes que estoy más por la labor de leer libros que tengo en casa o que se han escrito hace tiempo, jeje.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  12. Totalmente de acuerdo contigo en el aspecto de las cartas y de la segunda parte del libro, y alguna cosa más, en cuanto al resto me parece que hay un tanto de "crueldad gratuita", aunque no deja de ser una historia bonita.
    Gracias por la reseña.
    Bss.

    ResponderEliminar
  13. A mí también me gustó mucho <3 Quizá la primera parte, la más dura, me gustó más, pero el mensaje final es muy bonito también :)

    Un besote!

    ResponderEliminar
  14. Apuntándolo en la lista en 3... 2... 1...

    ResponderEliminar
  15. No lo he leído xD

    Besooooos =)

    ResponderEliminar

¡Déjanos tus divagaciones!

-Tenemos activada la moderación de comentarios para que no se nos escape ni uno, así que se publicará cuando lo leamos y lo aprobemos ^_^

-Sed respetuosos tanto con el trabajo que se hace en el blog como con el material que aquí se trata, por favor. Es realmente inmaduro e inspira vergüenza ajena leer comentarios diciendo que no tenemos ni idea de leer o que no hemos comprendido un libro sólo porque discrepamos en opinión con vosotros.

-Comentad cuando lo que tengáis que decir esté relacionado con la entrada en cuestión o borraremos los comentarios. Para otro tipo de cosas tenéis nuestros correos arriba a la izquierda :)

¡¡Gracias por divagar con nosotras!!