Blogger news

Novedades Editoriales de Mayo (haced clic en la imagen correspondiente para más información):

Reseña: Te daría el mundo, de Jandy Nelson

26 marzo 2015

¡Hola a todos! ¿Qué tal estáis? Hoy os traigo la reseña de un libro que se ha ido directo a mi lista de imprescindibles, como lo hizo años atrás El cielo está en cualquier lugar, el primer libro de Jandy Nelson publicado en nuestro país. Ya con esto os podéis hacer una idea de cómo será la reseña…lalala



Ficha Técnica:
Título: Te daría el mundo
Título original: I'll Give You the Sun
Autora: Jandy Nelson
Editorial: Alfaguara
Encuadernación: Rústica con solapas
Nº Páginas: 416
Precio: 16.95€
ISBN: 978842041860



Resumen de la editorial: 

Noah y su hermana gemela Jude son inseparables. El solitario Noah dibuja sin parar, y se ha enamorado en secreto de su enigmático vecino. La atrevida Jude salta desde altísimos acantilados, lleva pintalabios rojo y habla por los codos.

Pero, con 16 años, los hermanos ya no se hablan. Algo les ha ocurrido. Algo ha pasado entre ellos que los ha removido de forma diferentes... Hasta que Jude conoce a alguien, un atractivo y frágil chico, y a una nueva fuerza en su vida todavía más impredecible y ligada a su pasado de forma inevitable.

Los primeros años de esta historia los cuenta Noah; los últimos, Jude. Lo que ninguno comprende es que solo conocen la mitad de la historia y que, si pudieran compartirla, tendrían una oportunidad real de regalarse el mundo de nuevo.


Opinión Personal (sin spoilers): 

Hay libros que no son libros, que son historias que un puñado de personajes nos van susurrando al oído. Sientes su aliento pegado a la nuca, el latido de sus corazones, las emociones que te arrastran hacia vidas que no son la tuya pero que vives, sufres y sientes como si lo fueran. Libros que traspasan el papel, que te llenan y que a la vez te dejan un extraño vacío. Libros que te hacen sentir felicidad, una felicidad que solo un lector como nosotros sería capaz de comprender. Esos libros son los que te recuerdan lo bonito de la lectura. Te daría el mundo es uno de esos libros eternos que te cambian aunque no sepas en qué sentido; o al menos, así ha sido para mí. 

Que Jandy Nelson tiene un don es algo que supe desde que leí El cielo está en cualquier lugar, libro que se fue directo a mi lista de imprescindibles. Pero este libro… este libro es distinto. Desde que te sumerges en las primeras líneas caes en otra dimensión. Eres Noah, con sus miedos e inseguridades, con ese vacío que no sabe llenar; y su visión te inunda de colores radiantes hasta dejarte casi ciego. Eres sentimientos. No ves pero sientes; lo sientes todo. Solo empiezas a ver en cuanto Jude toma el control de la historia y crea el mundo para ti. Ella crea, su hermano le da color; solo entonces puedes comprender. 

Es increíble. Dudo que cualquier cosa que diga exprese lo que sentí y lo que siento por esta maravillosa novela. Es asombroso lo bien que está hilado todo, pasado y presente, la manera en que los dos hermanos te van haciendo partícipe de su historia. Noah narrando el pasado desde los 13 años, cuando todo empezó a cambiar para él; y lo hace con tanta imaginación que te mete en el bolsillo sin que te des cuenta. Su vida, su precepción del mundo, su sexualidad, su amor por el dibujo, la manera en que todo se vino abajo hasta quedar reducido a escombros. Y luego viene Jude a narrarte el presente, tres años después, mostrándote cómo son las cosas ahora, cómo pasó de ser la extrovertida a esconderse y vivir en las sombras, aplastada por el miedo.

Es la historia de dos hermanos mellizos que se entendían sin palabras. No había nada más importante que el otro, dos almas fusionadas sin posibilidad de ruptura. Hasta que se rompen y después ya no queda nada. ¿Qué pasó? Eso es lo que nos cuentan, pasito a pasito, ambos hermanos, sin dejarse nada en el tintero. Y lo bonito de cómo te lo cuentan, lo que lo hace tan especial, es que no se limitan a mostrarte solo lo bueno. Jude y Noah sienten un amor por el otro que no les cabe en el cuerpo, pero ni sus vidas ni ellos forman parte de un cuento de hadas. Son humanos, son adolescentes, se enfrentan a numerosos cambios y tienen problemas en casa. Hay celos, rivalidad, mentiras, malentendidos, orgullo y todo eso que llevamos dentro y que no podemos evitar mostrar alguna vez en mayor o menor medida. También hay miedos, y pérdidas, y dudas, y silencios, y ausencias, y dolor; muchísimo dolor.

«¿Sabéis lo que quiero? Quiero coger a mi hermano de la mano y echar a correr hacia atrás en el tiempo, dejando que el aire nos arranque todos los años como un abrigo que se suelta despreocupadamente. 

Jandy Nelson vuelve a hablarnos de los lazos entre hermanos de una manera íntima y especial, añadiendo otros lazos como los de la sangre y esos que no te han tocado al azar sino que eliges. No voy a hablarlos de la cantidad de personajes maravillosos que encontraremos por el camino porque no acabaría nunca, tan inolvidables como los propios protagonistas. Pero sí que quiero hablaros de ellos dos. 

Noah y Jude. No sabría decantarme por uno. Noah tiene en sus manos la mitad de la historia y Jude la otra mitad. ¿Serán capaces de volver a unir sus almas y reconstruir su mundo?

Noah es quizá con el que más sufres, el que consigue abrumarte con su sinceridad, con su manera preciosa y a la vez desgarradora de ver el mundo. Él dibuja el mundo para ti, le da color y consigue que vuelvas a ser un adolescente perdido cuyo mapa para orientarte es el que dibujan tus propias manos desnudas. A través de Noah sientes la soledad, el anhelo a mostrarte cómo eres en realidad, los sueños que están por llegar y los que se quedan atrás, irrecuperables. Es maravilloso y maravillosa la forma que tiene de contártelo, su sensibilidad y todas y cada una de sus ocurrencias.

No sé cómo es posible pero lo es: una pintura exactamente igual pero del todo distinta cada vez que la miras. Así son las cosas ahora entre Jude y yo.

Y en cuanto a Jude, con ella sentiréis una extrema felicidad. Jude es el alma, la esperanza, la locura, de la historia. Sufre también, evidentemente, pero lleva su sufrimiento bien atado a sus amuletos, al fantasma de su abuela y a la biblia que esta le dejó antes de morir, a esa mala suerte que quiere evitar a toda costa. Es un personaje extravagante hasta el extremo y un contrapunto excelente para Noah. Su personalidad tan peculiar no le resta realismo al personaje, pues en ella también veremos dibujada la adolescencia de manera acertada. O más que dibujada, la veréis moldeada, porque si Noah dibuja ella hace esculturas. 

—Alucinante —responde, y nos partimos de risa—. Solo que, la mayor parte del tiempo —añade—, tengo la sensación de estar representando un papel.
—Yo también —alcanzo un palo y empiezo a hurgar la tierra con él—. O puede que las personas estén hechas de muchas personalidades distintas —sugiero—. A lo mejor estamos siempre acumulando nuevos yoes.
Sumando personalidades a medida que tomamos decisiones, buenas y malas, que metemos la pata o progresamos, que perdemos la cabeza y recuperamos el sentido, que nos hundimos, nos enamoramos, lloramos a un ser querido, crecemos, nos apartamos del mundo o lo agarramos por los cuernos, a medida que creamos cosas y las destruimos. 

Sé que no he contado nada, pero es que no quiero hacerlo. Leedlo, solo leedlo; no os arrepentiréis. Por cómo está escrito, por cómo todo —la historia, los detalles, los personajes— está conectado de una manera exquisita, por cómo es capaz hacerte sentir mil sensaciones y conseguir que estés siempre a medio camino entre la carcajada y las lágrimas. Además, la autora también nos regala dos historias de amor preciosas que nos robarán el corazón a pesar de ser algo secundario (lo que es de agradecer). 

[…] El amor hace y deshace. Atrae la dicha y la desdicha con igual tenacidad. 


Te daría el mundo es uno de esos pocos libros que más que historias te regalan un pedacito de vida, que te guardas como un tesoro y que nadie, ni siquiera el tiempo, te podrá arrebatar. Narrado de una manera preciosa Jandy Nelson nos regala una historia igual de preciosa de dos hermanos que, sin saberlo, te darán el mundo.



10/10 Una historia maravillosa que te roba el corazón y se olvida de devolvértelo. De esos libros que, al acabarlos, necesitas abrazar hasta recuperar el aliento.  

¿Lo habéis leído? ¿Os ha robado el corazón como lo ha hecho conmigo?

¡Un besote a todos! 

15 comentarios:

  1. Hola ^-^
    Nunca me había parado a leer la sinopsis o las opiniones sobre este libro, la verdad es que me atraía únicamente por su portada. Y ahora que leo tu reseña, me he quedado con muchas ganas de leerlo porque me ha dejado ya con la intriga, y ese 10/10 es una nota alucinante.
    Gracias por tu opinión, nos leemos.-♥

    ResponderEliminar
  2. Ainss ♥ Es un libro absolutamente precioso, me encantó la relación fraternal tan especial que nos muestran y también la forma única en la que cada hermano ve el mundo (aunque sin duda me quedo con Noah y sus "pinturas mentales"). Lo único que no me terminó de convencer es que los capítulos eran larguísimos xDD Pero bueno eso es una tontería y se queda en nada en comparación con la historia, los personajes y todo lo que te hacen sentir :D

    Un beso, Arse ♥

    ResponderEliminar
  3. ayyy que ganas de leer este libro! solo leo cosas buenas de el!

    ResponderEliminar
  4. Sólo son buenas críticas las que leo del este libro, por lo que voy a plantear el comprarlo. :)

    ResponderEliminar
  5. Al principio de este libro solo me atraía la portada, pero a fuerza de verlo por ahí me van entrando ganas de animarme con él en un futuro cercano :D

    ResponderEliminar
  6. Hola! Este libro me apetece muchísimo leerlo! A ver si me hago con él. Bsos ^^

    ResponderEliminar
  7. Hola! Sabes que este libro me enamoró desde las primeras palabras de Jude hasta los dulces paseos de Noah. Yo tampoco soy capaz de decantarme por ninguno de los dos. A sí que volveré a releerlos pronto. Muchas gracias, por la reseña! Un besote!

    ResponderEliminar
  8. No lo he leído aún, pero no dejo de leer reseñas positivas sobre él y seguro que me lo termino comprando. Tengo un hype increíble con este libro.

    ¡Gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  9. Me ha pasado como a ti, no me han alcanzado las palabras para hablar de esta historia. Y tampoco es justo que contemos demasiado, es mejor que cada lector lo descubra.
    Me voy a animar con el otro título de la autora.

    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Mira, me muero. Y ya está.

    ResponderEliminar
  11. Hola he visto muy buenas críticas pero nunca me habían llegado a convencer tanto, pero la tuya me hizo decirme-Tienes que leer este libro si o si!! así que ya esta apuntado en mi lista de próximas lecturas!! Saluditos

    ResponderEliminar
  12. Me llama mucho la atención No he leído nada de la autora pero como me han hablado bien de ella (en especial tu reseña de esta obra y de El cielo está en cualquier lugar) quiero probarla, que además esta portada es muy bonita*-*
    Ah, y sobre Will Grayson, Will Grayson... LÉELO.
    Besos desde ¿Realidad? no, libros:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale, pues le daré una oportunidad. Prometido!! <3

      Eliminar
  13. Es el primer libro que he leido de Jandy y se que no va a ser el ultimo. Me ha enamorado por completo, no solo por la historia y los personajes que son maravillosos, sino por su manera de escribir. Como tu dices, imprescindible en mi estanteria.
    Besotes

    ResponderEliminar
  14. Una de mis próximas lecturas va a ser sin duda El cielo está en cualquier lugar, que lleva demasiado tiempo esperando. Y éste pasará a la lista de los futuros (me repito más que el ajo XD). Espero que me guste tanto como a ti =D

    ResponderEliminar

¡Déjanos tus divagaciones!

-Tenemos activada la moderación de comentarios para que no se nos escape ni uno, así que se publicará cuando lo leamos y lo aprobemos ^_^

-Sed respetuosos tanto con el trabajo que se hace en el blog como con el material que aquí se trata, por favor. Es realmente inmaduro e inspira vergüenza ajena leer comentarios diciendo que no tenemos ni idea de leer o que no hemos comprendido un libro sólo porque discrepamos en opinión con vosotros.

-Comentad cuando lo que tengáis que decir esté relacionado con la entrada en cuestión o borraremos los comentarios. Para otro tipo de cosas tenéis nuestros correos arriba a la izquierda :)

¡¡Gracias por divagar con nosotras!!