Novedades Editoriales Junio/Julio(haced clic en la imagen correspondiente para más información):

Reseña: Pídeme lo que quieras, de Megan Maxwell

¡Hola a todos! ¿Qué tal estáis? Hoy os traigo uno de los pocos libros eróticos-románticos que he leído últimamente (ya sabéis que ahora me ha dado más por la literatura juvenil), y nada más y nada menos que de Megan Maxwell, una autora española que siempre tengo muy presente y que me gusta mucho.



Ficha Técnica:
Título: Pídeme lo que quieras
Serie: Pídeme lo que quieras nº1
Autor: Megan Maxwell
Editorial: Esencia
Encuadernación: Rústica con solapas
Nº Páginas: 464
Precio: 14,90€
ISBN: 978-84-08-03451-3
Leer las primeras páginas: pinchando AQUÍ

Orden de lectura de los libros:  

1º- Pídeme lo que quieras
2º- Pídeme lo que quieras, ahora y siempre

Sinopsis de la contraportada

Tras la muerte de su padre, el prestigioso empresario alemán Eric Zimmerman decide viajar a España para supervisar las delegaciones de la empresa Müller. En la oficina central de Madrid conoce a Judith, una joven ingeniosa y simpática de la que se encapricha de inmediato.

Judith sucumbe a la atracción que el alemán ejerce sobre ella y acepta formar parte de sus juegos sexuales, repletos de fantasías y erotismo. Junto a él aprenderá que todos llevamos dentro un voyeur, y que las personas se dividen en sumisas y dominantes... Pero el tiempo pasa, la relación se intensifica y Eric empieza a temer que se descubra su secreto, algo que podría marcar el principio o el fin de la relación.

Cita del libro:
-¿Sale a cenar con muchos hombres?
Aquella pregunta me sorprende. Pero ¿este tío se cree el único espécimen macho del mundo? Así que respiro hondo y procuro no soltarle un borderío de los míos.
-Siempre que me apetece –le aclaro.
Alzo mi barbilla con altanería y, cuando creo que no voy a decir ni una palabra más, le suelto:
-Lo que no entiendo es qué hago aquí, en su coche, con usted y dirigiéndome a cenar. Eso es lo que todavía no logro entender.
Él no responde. Sólo me mira… me mira… me mira y me pone histérica con su mirada.
-¿Va usted a hablar o pretende estar el resto del viaje mirándome?
-Mirarla es muy agradable, señorita Flores.

Opinión Personal (sin spoilers): 

No sé vosotros, pero últimamente cada vez que veo un nuevo libro erótico imitación de Cincuenta sombras de Grey, simulando incluso el mismo tipo de portada, huyo en dirección contraria. Confieso que ni siquiera me detengo a mirar la sinopsis. No obstante, cuando se anunció la publicación de Pídeme lo que quieras, de una autora a la que ya conocía bastante bien, me dije: ¡Eso no me lo pierdo! Y estoy contenta de haberme adentrado en las páginas de este libro, precisamente porque te encuentras justo lo que te venden, sin adornos de ningún tipo. Es un libro erótico y eso es precisamente lo que te ofrecen: sexo, orgías y una relación nada convencional; y sí, también su pizca de romanticismo, y ese toque inconfundible made in Megan Maxwell. Estoy acostumbrada a una relación de dos, es más, mi principal requisito en un libro romántico es que entre la pareja exista una mutua fidelidad, cosa que debido a los gustos particulares del señor Zimmerman no tendrá lugar en este libro. Y me ha gustado cómo lo ha sabido llevar la autora, aunque se nota un poquitín que está empezando con el género. He dejado mis prejuicios a un lado y entendido que para él lo importante es el morbo que te provoca estar con otra persona mientras tu pareja te mira y viceversa (a mí no se me ocurriría tal cosa, pero encantada estoy de leer las tórridas escenas entre Jud y su querido y odiado señor Zimmerman, xD).

La historia comienza como lo haría cualquier novela de este estilo: chica trabajadora y centrada, con una vida tranquila y sexualmente monótona y sin gracia, conoce de repente a un hombre irresistible, misterioso, frío, distante, enigmático, multimillonario, y con secretos tormentosos muy escondidos para sí mismo. Esos son Judith y Eric Zimmerman. No obstante, la gracia de la parejita es que ni ella es la chica sumisa e insegura que podemos encontrar en otras novelas, ni él es el típico hombre con un pasado sumamente desgraciado que lo han convertido en la persona que es ahora. Sí, es cierto que Eric oculta secretos, pero nada que ver con pasados oscuros y desgarradores propios de este tipo de protagonistas. Quizás por eso me chocó bastante la actitud de Jud al descubrir esos secretos (sí, son duros, pero para ponerse así teniendo en cuenta la situación y conociendo a Eric...).   

La relación podría definirla como una montaña rusa. Al principio se eleva en las alturas con celeridad. Eric y Jud se conocen y la atracción es inminente y arrebatadora, y así te lo hacen ver con miradas, diálogos matadores y jueguecitos que no hacen más que comenzar. Luego disminuye el ritmo dándote un poco de tregua para que conozcas mejor los sentimientos de ambos (o más bien los de Jud, que para algo está narrado en primera persona desde su punto de vista. Eric sigue siendo un completo rompecabezas sin orden ni razón hasta el final de la novela). Ambos protagonistas comienzan a preparar su terreno de juego: Eric para convencer a Jud de dejarse llevar por sus instintos, iniciándola en un juego perverso donde el morbo es el principal protagonista; y Jud para atraer hacia sí a un hombre aparentemente inalcanzable, un Iceman que la llevará a una trampa segura donde está en juego su cordura y su corazón. Más tarde, la velocidad vuelve a incrementarse hasta aturdirte, y en ese entonces no sabes bien a quién querer u odiar más de los dos. Porque ambos tienen cosas que son para matarlos, ella por su debilidad al tropezar siempre con la misma piedra, y él por ser tan gilipollas (palabras textuales de Jud, XD).  Y finalmente viene la calma previa al álgido final. Y aunque suspiras de alivio, sabes que después de la tormenta llega la calma, pero que un exceso de calma tampoco es muy buena señal, y menos en los libros de Megan. Pero igualmente necesitas seguir avanzando, descubrir qué nos depara el final de la novela, un final que es tan apoteósico como te imaginas y más.  ¡Quiero el siguiente libro YA! 

Cita del libro:
-Jud… -oigo que me dice en voz baja.
-¡Ni Jud, ni leches! Quiero que te vayas de mi casa. Pero, vamos a ver: ¿para qué has venido?
Me mira con un gesto que me impulsa a partirle la cara. Me contengo. Es mi jefe.
-Vine a lo que tú ya sabes.
-¡¿Sexo?!
-Sí. Quedé en que te enseñaría a utilizar el vibrador.
Dice eso y se queda tan pancho. ¡Flipante!
-Pero ¿es que me crees tan tonta como para no saber cómo se utiliza? –vuelvo a gritarle, presa de los nervios.
-No, Jud –comenta con aire distraído, mientras me sonríe-. Simplemente quería ser el primero en hacerlo.
-¿El primero?
-Sí, el primero. Porque estoy convencido de que a partir de hoy lo utilizarás muchas veces, mientras piensas en mí.

Judith es una protagonista que aparenta más fuerza de la que demuestra a lo largo de la historia. Su sangre española bulle en su interior y sale a la luz cada vez que Eric hace una de las suyas. Me encanta cuando se defiende, cuando grita y patalea, cuando lo pone en su sitio. Pero en cambio, odio cuando da su brazo a torcer aun a sabiendas de que ella no tiene la culpa, cuando su voluntad flaquea, lo busca, y lo vuelve a buscar, y le perdona todas sus lindezas en un abrir y cerrar de ojos. Jud ha sido una protagonista que me ha gustado en ocasiones y en otras la he odiado por su estúpida debilidad hacia Eric, que resulta ser su Talón de Aquiles. Yo no le perdonaría, por muy irresistible que éste fuera, ni una cuarta parte de sus desplantes. Pero bueno, al final la chica tiene un arranque de lucidez y se comporta exactamente como todas queremos que se comporte. ¡Y un OLÉ por Jud! De verdad, al final de la novela no pude más que aplaudirle por su comportamiento. (Jud 1 – Eric 0 patatero, jojojojo).

En cuanto al señor Zimmerman. ¿Qué puedo decir de él? En dos palabras: irresistible e intratable. Todavía no tengo una clara valoración del personaje, me cuesta analizarlo en profundidad y lanzar un veredicto acertado. Supongo que la primera persona tiene mucho que ver en eso y habría estado mejor que el libro contara con el punto de vista de ambos protagonistas. Pero como no es el caso, nos vemos ante un hombre enigmático, con mil y un secretos por descifrar, físicamente perfecto, con una personalidad un tanto bipolar y con unos gustos sexuales muy particulares. A él no le gusta el sexo convencional, disfruta mirando, ofreciendo a su pareja a otros hombres y mujeres. Es un hombre que disfruta del sexo en toda su magnitud. Luego por supuesto, su pareja es solo suya y hay un acuerdo previo para las prácticas sexuales, pero pobre del que le diga que no al señorito, porque te pone de patitas en la calle (o lo que es lo mismo: de vuelta a casita con Tomás). Es irascible, egocéntrico, autoritario, y un témpano de hielo cuando quiere; pero también tiene sus momentos donde saca su lado tierno y arrebatador. En cuanto al sexo, su actitud también me ha molestado, pues Jud tiene que ceder a todos sus caprichos pero él siempre tiene sus condiciones cuando se trata de su persona (¿Qué no te van los hombres? ¡Pues a ella tampoco las mujeres! ¡No me fastidies!). En fin, este chico es capaz de despertar los instintos asesinos de cualquiera, aunque insisto en que tiene sus momentos amorosos donde te roba más de un suspiro. Un personaje que sin duda, no dejará indiferente a nadie: lo quieres, lo odias, te escandaliza, te desconcierta, te mosquea, te enamora, o todo a la vez (XD).

Cita del libro:
-Te guste o no, eres como la gran mayoría de la humanidad. El problema es que esa humanidad se divide entre los que no nos resignamos a los convencionalismos y gozamos del sexo con normalidad y sin tabú, y los que ven el sexo como un pecado. Para muchos la palabra <<sexo>> es ¡tabú! ¡Peligro! Para mí la palabra <<sexo>> es ¡diversión! ¡Gozo! ¡Excitación! Y lo que más me joroba de tus palabras es que sé que lo vivido te ha gustado. Has disfrutado con el vibrador, con la mujer que ha estado entre tus piernas, incluso con haber dicho la palabra <<follar>>. Tu problema es que lo niegas. Te mientes a ti misma.

La parte negativa, desde mi punto de vista, radica en la cantidad de escenas sexuales que tiene la novela, que llega a saturar un poquito. El libro se lee de una sentada, porque engancha y la narración de Megan incita a que lo devores sin apenas darte cuenta, pero yo tuve posponer la lectura unos días justo cuando empezaban las escenas más subiditas de todo porque estaba un poco agobiada con el tema (en general, no me suele gustar que se abuse del sexo en un libro, es algo que me pasa siempre) y lo vine a terminar hace un par de días. No creo que sea un impedimento para alguien que disfrute del género, pero yo prefiero a Megan en libros como Te lo dije o ¿Y a ti qué te importa?, donde el sexo no es nada explícito y lo importante es la relación amorosa, la familia y demás cuestiones.

La narración, como ya he comentado anteriormente, es en primera persona desde el punto de vista de Jud, lo que impide que conozcamos mejor al personaje más desconcertante de la novela, Eric Zimmerman, y lo que en ocasiones nos chirriará por la gran fascinación embobamiento que siente Jud hacia él. El estilo de Megan es, como siempre, muy desenfadado, sencillo, ágil y muy divertido. Además, encontraremos infinidad de coletillas a la española que acostumbramos a ver en los libros de la autora, sello de la casa, que a mí me divierte mucho, pero sé que hay gente a la que no le gusta.

No voy a contar más de la historia, ni siquiera hablaré del gran repertorio de personajes secundarios porque ya he divagado demasiado, y porque los protagonistas absolutos de la novela son Jud y Eric; los demás son meros espectadores, muy bien perfilados, pero meros espectadores a fin de cuentas.

Pídeme lo que quieras es un libro que destaca por la cantidad de sensaciones que te transmite a lo largo de sus páginas. Sientes curiosidad y desconcierto, enfado y fascinación, rabia y ternura, alegría y pesar… y sí, también una morbosa curiosidad que te obligará a mantener la vista fija hasta cerrar la última página y pedir a gritos el siguiente libro. La historia tiene sus peros, pero yo me lo he pasado en grande leyéndolo y eso es lo importante.



7/10 Un libro poco convencional y adictivo hasta límites insospechados. Si queréis pasar un rato divertido a la par que frustrante al lado del señor Zimmerman y la señorita Flores, no os perdáis este libro.


¿Lo habéis leído? ¿Qué os ha parecido el señor Zimmerman? ¿Os gusta la autora tanto como a mí? 


¡Un besote a todos! 

35 comentarios:

  1. Sip, yo también destaqué la cantidad de escenas sexuales... Vale, es una novela erótica y entiendo que deba haber sexo y escenas así, pero eso es básicamente lo que me cansa de la erótica: prefiero la RA subidita de tono, que tiene un historia que seguir y de vez en cuando los protas se dejan caer en la cama, o donde les toque... Vamos, lo "normal" en los libros de Megan. Que hayan hecho que esta autora se suba al carro de lo erótico no está mal, porque esta mujer siempre tiene algo con lo que sorprendernos, pero prefiero su otro estilo de novela.
    En cuanto a lo de la primera persona... es raro, sep. Aunque eso es lo que hace que no conozcamos tanto como quisiéramos a Zimmerman y sea por eso por lo que nos guste tanto ajjaja
    No sé, a mí me gustó... :D

    ResponderEliminar
  2. Buenas guapa!
    Me llama muchísimo este libro.
    Besotes

    ResponderEliminar
  3. Le tengo muchas ganas :3
    besos

    ResponderEliminar
  4. Coincido contigo en muchos puntos, sin duda es una lectura muy interesante que te mantiene pegada al libro y con un sinfín de emociones.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. ES el primer libro de Megan que llega a la Argentina y le tengo ganas :o
    Veré si me lo compro en algún momento
    Muy buena reseña!

    Besitoos! n.n

    ResponderEliminar
  6. Sin duda lo quiero! A ver cuando me hago con él...aunque tu sabes nena que a nosotras se nos acumulan las lecturas jajajaja!. Pero no he probado nada de esta autora y me apetece mucho! Besitos!!!!!

    ResponderEliminar
  7. Qué ganas de leerlo. Me encanta Megan Maxwell *-* Gracais por la reseña!

    ¡Besitos!

    ResponderEliminar
  8. Me alegra saber que te gustó ¡Genial! Un besazo y millones de gracias por la estupenda reseña. Remuaskisssssss

    ResponderEliminar
  9. A mi este libro me encantó, pero es que la autora me chifla jejeje pero es verdad como tu dices aunque seamos partidarias de las relaciones convencionales y la fidelidad, la autora sabe tratar el tema sin que te parezca tan absurdo. saludos

    ResponderEliminar
  10. A mi me gusta mucho Megan y la verdad es que me sorprendió para bien ^^ Me alegro que te haya gustado aunque tuvieses que dejarlo descansar un poco jeje. A mi me pasa como a ti que soy mas convencional y eso de compartir no lo veo.. pero la verdad es que lo lleva tan bien que al final acabas entendiendolo a la perfección. A ver ahora que tal Casi una novela que me muero por que salga y leerlo juju

    Un besin

    PD: me ha encantado la reseña! Me he reído unas cuantas veces xD

    ResponderEliminar
  11. Le tengo muchas ganas a este libro, creo que será uno de los elegidos que compraré con los reyes de este año.

    BESOTES!

    ResponderEliminar
  12. Hola wapa, pues ahí lo tengo en la estantería, que mi querido novio me lo regaló a comienzos de las Navidades ^^ Y con las ganas que tengo de leerlo, tu reseña me ha dado aún más ^^ Así que a ver si lo cojo pronto, a ver qué me parece. Al menos me alegro de ver que da lo que promete ^^

    Un besito. Muak

    ResponderEliminar
  13. Hola!!!
    Tienes un premio en mi blog ^^
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Me alegra saber que te ha gustado, eso significa que yo no lo pienso leer. Tengo los gustos totalmente cruzados contigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo mismo son gustos personales, es imposible que todo el mundo coincida. Al menos te sirven para algo mis reseñas :)

      Eliminar
  15. Hola nena!

    Yo leí tu reseña y me llamo mucho la atención el libro, porque no entendía esto que mencionaste y cito:

    "Estoy acostumbrada a una relación de dos, es más, mi principal requisito en un libro romántico es que entre la pareja exista una mutua fidelidad, cosa que debido a los gustos particulares del señor Zimmerman no tendrá lugar en este libro."

    Y ya que leí el libro robando el tiempo del trabajo jejeje, entiendo totalmente tu opinión y también me ha gustado como lo ha llevado la autora, aunque es el primer libro que leo de ella. Si esta cargadito de sexo, pero eso no me quita para nada que me gusto! Y ya estoy a la espera del siguiente, así como de tu reseña!

    Bye! Besos!

    P.D. Por cierto, gracias a tus magnificas reseñas me leído 5 libros que tu has mencionado y todos me han gustado muchísimo! Me envicias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aisss, pues estás tardando en leer otros libros de Megan que son, desde mi punto de vista, mejores que este. Anímate con ¿y a ti qué te importa?y verás como gusta. Yo estoy a la espera del nuevo que sale a final de mes con Versátil, Casi una novela. ¡Qué ganitas! Y por supuesto, el segundo de Pídeme lo que quieras, que no me lo pierdo por nada del mundo, juju

      Y mil gracias wapa, me alegra que te gusten mis reseñas. Eso me anima a seguir divagando :)

      Besotes!

      Eliminar
  16. Precisamente estoy leyendo este libro y llevo pocas páginas pero ya estoy enganchada XDD. De Megan Maxwell solo he leído Te esperaré toda mi vida y me pareció una historia muy entretenida y divertida, pues no podía evitar reirme con ciertas ocurrencias de la autora XD

    Y con este me está pasando lo mismo, como por ejemplo la escena en la que Judith se pone a cantar Blanco y Negro de Malú y el buenorro de Eric la escucha, qué situación tan bochornosa para ella, yo me moriría de vergüenza XDD pues esas situaciones tan divertidas y los comentarios descarados y alocados, es que me hacen reir y disfrutar mucho de la lectura XD

    Como ya he dicho, llevo pocas páginas pero me está gustando mucho, ya te contaré cuando lo termine, pero creo que me gustará tanto como a ti ;)

    ResponderEliminar
  17. Me ha encantado la novela, los personajes, los celos posesivos que nada tienen que ver con los juegos a tres. Muy logrado y muy bien resuelto, porque es un tema subidito. Me encantaría que una parte del 2º libro, estuviera narrado por Eric. Es divertido leer lo que piensan los tios.

    ResponderEliminar
  18. Si, si que escriba el prota, que nos diga lo que siente, lo que piensa, cómo se siente cuando contempla como abrazan a su chica, cuando la besa y cuando piensa que no la recuperará. Me encanta cómo ha planteado el argumento Maxwell, ha sido muy valiente y lo ha escrito con suavidad, a pesar del tono de la novela.

    ResponderEliminar
  19. Me parece que hay mucho de remilgo por parte de ciertas lectoras españolas. Y digo lectoras, porque ellos se ponen tontitos y simplemente niegan la lectura de las novelas románticas/eróticas. La verdad es que me imagino que, como yo, de una edad media, y que lee habitualmente distintos géneros (ahora estoy devorando una biografía de Robespierre y como me apasiona el momento histórico napoleónico, una novela de Joseph Conrad: El duelo) una novela como Pídeme..... me gusta y la disfruto. Felicitaciones a la autora, leeré la segunda parte.

    ResponderEliminar
  20. Anónimo26/1/13 0:24

    hola para mi leer este libro a sido toda una revelacion y saber que hay algo mas que un polvo vainilla como se le esta llamando ultimamente a tener sexo con tu pareja e leido mas cosas pero como este libro ninguno estoy ansiosa que salga ya el segundo por que lo necesito saber como acabara la historia de eric y jud !es buenisimo!

    ResponderEliminar
  21. he leido PIDEME LO QUE QUIERAS, y al final me puso continuará, creo que la segunda parte es PIDEME LO QUE QUIERAS AHORA Y SIEMPRE, donde puedo encontrar este libro?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pídeme lo que quieras, ahora y siempre, sale a la venta en marzo :)

      Eliminar
  22. Hola, me regaló este libro un amigo por Navidad y la verdad en un principio pensé que era más de lo mismo, después de leer Cincuenta Sombras.
    Me alegró ver que la autora trata el tema con los pies en el suelo, al igual que en Cincuenta Sombras trata un sexo poco convencional (para mí), pero que al parecer "nos gusta a mucha gente aunque no se admita", la diferencia es que este es mucho más real, Eric es un personaje normal y Jud también, son bastantes creíbles y aunque sucumben a los deseos del otro (que no se hasta donde son los de uno mismo), lo hace siempre por decisión propia, sin ser sumisa, o por lo menos yo no la veo sumisa, la veo accediendo a sus propios deseos, aunque quién la guíe sea Eric.
    No he leído nada anterior de esta autora, pero sin duda lo haré, este libro me ha gustado y seguro me leo el segundo.

    ResponderEliminar
  23. Hola, a mí el libro me enganchó a pesar de, al igual que tú, tener muchos prejuicios contra el tema que trata (debo ser muy puritana). Todo esto es respecto al contenido. Dejando este aspecto aparte y centrándome en la forma, la verdad es que todo me resulta muy forzado: sus diálogos y sus situaciones parecen imitar el estilo norteamericano cuando se supone que ella es una andaluza afincada en Madrid. No sé, quizá mi opinión carezca de validez pero no es una novela que recomendaría a mis amigas
    P. D. por cierto, soy de Barbate, localidad mencionada en el libro, jeje

    ResponderEliminar
  24. Anónimo2/2/13 2:06

    Es una pasada de libro, un pelin fuerte lo de compartir pero al final te metes tanto en el libro q lo aceptas.Megan eres una escritora q me encantas pq siempre pone a una protagonista ,con caracter y con mucha personalidad q no se deja llevar por el sexo opuesto. Estoy impaciente q salga la segunda parte

    ResponderEliminar
  25. hola precisamente ayer me acabe el libro y no queria que se acabara!! cada vez leia mas lento :) a mi el libro me encanto si es cierto que al principo cuando fueron a la disco de intercambio de parejas me parecio muy fuerte y estaba pensando en que si hubiese sido yo me hubiera ido corriendo jaja me al final lo he comprendido todo y no lo veo tan mal estoy deseando que salga el siguiente pero nose si hay fecha de publicacion si alguien me lo puede decir... GRACIAS!!

    PD: la autora me ha encantado el es primer libro que leo de ella y prometo leer muchos mas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jessica. Pues mira, el segundo libro sale en marzo, así que te queda poquito para poder disfrutar de él. Me alegro que este te haya gustado tanto :3

      Eliminar
  26. me encantó!!! me he vuelto adicta a los libros éroticos, he leido 12 en un mes jajjjaa ya tengo ganas de leer el segundo :) tamy

    ResponderEliminar
  27. Cuando leí 50 sombras de grey me pillé un buen rebote.
    Pero lo terminé (me costó pero lo hice)
    En cuanto vi que una española hacía algo similar me dije "mejor darle el dinero a una española que falta nos hace".
    Esta chica ha fotocopiado el libro citado. El Grey esta vez es un Eric verdaderamente insoportable e insufrible. Sí me gusta algo más la Judith que parece que al menos "protesta" pero LO QUE ES INSUFRIBLE AQUÍ ES EL LIBRO EN SÍ.
    Megan ES TODA INCONGRUENCIA a la hora de perfilar caracteres. Los personajes son totalmente ridículos. Se enrolan en las orgias, los trios y demás y son celosos? El memo del Eric se vuelve un pastelito de crema? Y ELLA? protesta pero traga?
    El final, desde luego, te deja claro que habrá una segunda parte y lo mismo una tercera pero yo de esta, la verdad, tiro la toalla.
    En una reseña vi que era totalmente denigrante para la mujer del siglo 21 que alguien hubiera puesto de título “Pídeme lo que quieras”. Pues si, la verdad... y lo peor: VER QUE TODAS LAS MUJERES SUPUESTAMENTE MODERNAS E INTELIGENTES SE PRESTAN VOLUNTARIAS A LEER ESTOS BODRIOS Y QUEDARSE TAN CONTENTAS. Desde luego se han lucido la escritora y la editorial (Planeta, por cierto, ¿le darán el premio este año a esta novel?)

    ResponderEliminar
  28. Hola, yo acabo de terminar de leer el primer libro, y la verdad que es bastante interesante, la historia entre los dos es preciosa, pero para mi gusto es demasiado detallado en las escenas sexuales. Creo que me quedare sin leer el segundo libro, a pesar de quedarme con las ganas de saber lo que ocurre entre ellos. Pero es demasiado fuerte para mi.
    Optare por leerme "Los príncipes azules también destiñen".

    ResponderEliminar
  29. Por favor pueden decirme el orden de la triologia?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 1º- Pídeme lo que quieras
      2º- Pídeme lo que quieras, ahora y siempre
      3º- Pídeme lo que quieras, o déjame.

      Eliminar
  30. Me pareció uno de estos libros que están tan de moda ahora... que se venden porque tienen contenido sexual y son deshinibidos, pero que luego, en cuanto a historia de amor y a roles, es taaaaaaaaaan más de lo mismo... no le daría mucho más de un 5.

    ResponderEliminar

¡Déjanos tus divagaciones!

-Tenemos activada la moderación de comentarios para que no se nos escape ni uno, así que se publicará cuando lo leamos y lo aprobemos ^_^

-Sed respetuosos tanto con el trabajo que se hace en el blog como con el material que aquí se trata, por favor. Es realmente inmaduro e inspira vergüenza ajena leer comentarios diciendo que no tenemos ni idea de leer o que no hemos comprendido un libro sólo porque discrepamos en opinión con vosotros.

-Comentad cuando lo que tengáis que decir esté relacionado con la entrada en cuestión o borraremos los comentarios. Para otro tipo de cosas tenéis nuestros correos arriba a la izquierda :)

¡¡Gracias por divagar con nosotras!!