Blogger news

Novedades Editoriales de Mayo (haced clic en la imagen correspondiente para más información):

Reseña: Paradise, de Simone Elkeles

17 diciembre 2012

¡Hola a todos! ¿Qué tal estáis? Yo sigo sin línea telefónica y sin una conexión a internet decente. Es increíble lo rápido que Movistar te acepta el contrato y lo que tardan luego en atender una incidencia. Pero bueno, vamos a lo que nos interesa. Hoy os traigo la reseña del nuevo libro de Simone Elkeles, una autora que me encanta, aunque con este libro no haya logrado conquistarme del todo. 



Ficha Técnica:
Título: Paradise
Título original: Leaving Paradise
Autor: Simone Elkeles
Editorial: Versátil
Encuadernación: Rústica con solapas
Nº Páginas: 270
Precio: 15,90€
ISBN: 9788492929757
Leer el primer capítulo: pinchando AQUÍ

Orden de lectura de los libros:  

1º- Paradise
2º- Return to Paradise

Resumen de la contraportada: 

Nada ha sido lo mismo desde que Caleb Becker atropelló ebrio a Maggie Armstrong tras una fiesta alocada. A pesar de meses de terapia, Maggie no ha conseguido superar su cojera, su vida social es prácticamente nula y la solicitud para una beca que le permitiría estudiar fuera, y así escapar de las miradas de lástima que la rodean, ha sido cancelada.

Caleb regresa a Paradise después de un año cumpliendo condena en un reformatorio. Pero la vuelta a casa se ha convertido en un infierno, su familia y su exnovia le parecen extraños y él siente que ya no encaja en ningún sitio.

Caleb y Maggie se sienten rechazados por quienes les rodean. Pero cuando la verdad sobre el accidente sale a la luz, todo cambia de nuevo, y Caleb y Maggie solo se tendrán el uno al otro para superarlo.

Cita del libro (punto de vista de Maggie):
-No tienes que tenerme miedo, Maggie.
-Sí… sí que lo tengo –digo aterrorizada.
Oigo como suelta el aire y después da un paso atrás. Pero no se marcha, simplemente se queda mirándome de un modo extraño.
-Antes éramos amigos.
-De eso hace mucho tiempo –digo-. Antes de que me atropellaras.
-Fue un accidente. Y ya he pagado mi deuda con la sociedad.
Es un momento totalmente surrealista y no quiero que se alargue más de lo necesario. Con los nervios acumulándose en mi vientre, le digo:
-Puede que hayas pagado tu deuda con la sociedad, pero ¿qué hay de la deuda conmigo?

Opinión Personal (sin spoilers): 

No sé bien cómo enfocar esta reseña, pues por una parte el libro me ha gustado mucho y me mantuvo firmemente pegada a sus páginas, pero por otro me ha decepcionado una barbaridad. Hace años que me declaré fan de Simone Elkeles, concretamente desde que leí Química perfecta; más tarde volvió a enamorarme con La ley de la atracción, y aunque Reacción en cadena me pareció bastante malo en comparación a sus predecesores, la autora ya me tiene en el bolsillo y tengo claro que todo lo que publiquen de ella en nuestro país se vendrá conmigo sin pensarlo dos veces. En el caso de Paradise, he de confesar que no tenía muchas expectativas puestas en el libro, y que aun así me ha decepcionado.

Desde mi punto de vista, la historia parte de una base buenísima, pero la autora no ha sabido desarrollarla como merecía. Mientras leía no podía evitar pensar, una y otra vez: ¿Qué estás haciendo Simone? Sé que puedes hacerlo mucho mucho mejor. De verdad, hay escenas increíbles, los personajes, con sus defectos y virtudes, son realmente buenos, pero a la historia le falta desarrollo y profundidad, le falta esa chispa que hizo brillar a los dos primeros libros de la serie Química Perfecta.

Para empezar, tenemos a Maggie, una chica que un año atrás lo tenía todo: un futuro muy prometedor como tenista, popularidad, una mejor amiga a la que adoraba, estabilidad, un chico por el que suspirar día y noche, y ante todo, unas enormes ganas de luchar para recuperar el cariño de su padre, al que no veía desde su segundo matrimonio. Pero una noche todo se va al garete. La noche en que Caleb, el hermano de su mejor amiga, la atropella estando borracho y se da a la fuga. Desde entonces su vida se hunde en la más absoluta oscuridad: se fractura una pierna y su cojera le impide volver a pisar una pista de tenis; pierde a su mejor amiga y manda al hermano de esta a la cárcel; se convierte en una marginada de la que todo el mundo murmura; la situación económica en su casa es bastante precaria debido a las facturas médicas; y, tras la imposibilidad de seguir jugando al tenis, le retiran la beca para estudiar en España, a donde quiere huir para alejarse por un tiempo de Paradise. Y por si todo eso fuese poco, Caleb sale de la cárcel un año después del trágico accidente y ella no está preparada para enfrentarse al que sigue siendo su vecino, la sola idea de tenerlo delante le hace revivir sus peores pesadillas.

Hasta aquí bien, ¿verdad? Pero no es oro todo lo que reluce en Maggie. La protagonista resulta ser una chica demasiado autocompasiva, y lo peor de todo es que parece que su mayor preocupación es no ser tan perfecta y popular como el resto de las chicas de su instituto. Se pasa el santo libro recordándote que es una lisiada, que nunca podrá ponerse faldas debido a sus horribles cicatrices, que no tiene un físico perfecto como las demás, que es una marginada, y todo lo que antes tenía y de lo que ahora carece. Que sí, que entiendo su punto de vista y tiene que ser doloroso no poder caminar bien y tener que vivir una experiencia tan traumática que sin duda te cambia la vida. Pero es que la gran mayoría de las veces su actitud me pareció demasiado superficial y cansina, como si en realidad le importara más el hecho de no ser popular que el tener mal la pierna.

En cuanto a Caleb, es el típico chico que enamora desde su primera aparición. La experiencia de pasar un año encerrado en un centro de menores lo ha cambiado en todos los sentidos, y su único deseo es volver a casa y retomar su vida donde la dejó. Pero a su regreso se percata de que nada volverá a ser como antes, de que no es el único que ha cambiado y de que la vida ha seguido sin esperarlo. El ambiente en Paradise, tanto en su casa como fuera de ella, se vuelve cada vez más asfixiante: su familia se está desmoronando a pasos agigantados, sus amigos han dejado de serlo, su exnovia ya no le resulta tan excitante como un año atrás, y tiene que lidiar con la actitud defensiva de su vecina, verla cogear y derrumbarse ante sus ojos, todo por su culpa. Pero lo peor de todo es el hecho de sentirse observado, señalado, culpado y condenado por haber estado en la cárcel.

De los dos protagonistas, Caleb es sin duda el que más te llega, por su sinceridad, su entereza y su fuerza de voluntad, por ese ímpetu con el que vive su día y día y ese encanto innato que Simone Elkele sabe darle a sus protagonistas masculinos para que te enamores de ellos y suspires como una tonta. Así es Caleb, aunque tampoco creáis que es perfecto. No olvidemos que se codea con los más superficiales de la escuela y tiene una novia que es tan perfecta como insoportable. 

Cita del libro (punto de vista de Maggie):
-No lo sé. –Se pasa una mano por la cabeza, frustrado-. Y sé que esto es una locura y que debería mantenerme lo más alejado posible de ti, pero… y esta parte es la que me está volviendo loco… cuando estoy contigo puedo volver a sentir. Anoche pasé la noche en vela pensando en abrazarte hasta que todo el dolor y la insensibilidad desaparezcan. Como si te necesitara para conservar la cordura. Pensaba que sería Kendra quien me ayudaría a olvidar. Pero eres tú. Tú. No es una locura, ¿Maggie? Porque si tu también crees que lo es, tal vez lo crea.

Y ahora vamos a uno de los temas más peliagudos del libro: la relación amorosa. Lo siento, pero no me la he terminado de creer. ¿Y por qué? Pues porque le falta desarrollo. Me explico. La base de la historia, es decir, el atropello (hecho que no sé a vosotros, pero a mí me parece algo bastante fuerte), es un recurso bastante delicado que merecía ser tratado con cuidado y esmero de modo que el resultado fuera perfecto y creíbleSin embargo, de la noche a la mañana, Maggie deja de temer y odiar a Caleb por lo que le hizo y lo convierte en su punto de apoyo, la única persona que realmente puede entender su dolor porque él está viviendo uno muy similar en carne propia. Un dolor cuyo punto de partida es el mismo, pero visto desde perspectivas diferentes, como las dos caras de una misma moneda. Y Caleb, de adorar y echar de menos a su perfecta e irresistible novia, y querer mantenerse alejado de Maggie, en la cual nunca se ha fijado, de repente se da cuenta de lo atractiva y deseable que es su vecina. ¿Perdón? De este modo es imposible que yo me crea esta relación, carece de una base lo suficientemente desarrollada para que algo así te llegue de la manera en que tiene que hacerlo. No sé, pero me ha parecido una relación muy superficial y cogida con pinzas.

Sin embargo, la relación también tiene sus cosas buenas, y en general, obviando la rapidez con la que llega el amor incondicional y todo lo demás, las escenas de pareja me han parecido preciosas. Porque cuando ambos están juntos son como una fortaleza sólida e inquebrantable, tan fuerte que nadie ni nada puede penetrar en ella, ni el miedo, ni el odio, la envidia o la desesperación, ni aquellos que los miran por encima del hombro y critican sus actos sin piedad. Cuando están juntos son capaces de dejar lo malo a un lado y sentir, abrir sus almas y entregarlas sin reparos, sin esa coraza que siempre los caracteriza. ¿Veis por qué he dicho que la reseña me iba a resultar complicada de hacer? ¿Os dais cuenta de por qué estoy tan cabreada con Simone Elkeles? Sé que podría haber escrito esa historia que yo quería leer, esa historia que me iba a volver a robar el corazón, pero siento que me ha dejado a medias, enamorada y decepcionada a partes igualesY es que Simone Elkeles ha vuelto a conquistarme con los pequeños detalles. Esta autora es única para crear escenas de pareja que te dejan sin aliento, escenas donde un simple roce o el entrelazar de los dedos están repletos de tantas emociones que no puedes evitar que se te ponga la piel de gallina y aumenten los latidos de tu corazón. Escenas dulces, sobrecogedoras y ardientes. Así como también me encanta que el sexo no sea tema tabú y que llamen a las cosas por su nombre.  

Cita del libro (punto de vista de Maggie):
-No iba a besarte.
-¿No? –Levanto la mirada. Por supuesto que no, tonta. ¿Por qué tendría que enrollarse contigo cuando puede estar con alguien experimentado, alguien que no es el responsable de haberlo enviado a la cárcel?, grita mi cerebro.
-No. La próxima vez que te bese, quiero tomarme mi tiempo, y acabas de decir que tu madre está a punto de llegar.
Compruebo la hora en mi reloj de muñeca y asiento. Caleb se muerde el labio inferior con semblante pensativo.
-No, nuestro próximo beso será largo, muy largo. Y cuando termine descubrirás que para excitarse no hace falta tener ninguna experiencia.

Como personajes secundarios, esta vez solo voy a nombrar a una persona, alguien muy especial y que considero el mejor personaje de la novela con diferencia: la señora Reynolds. Porque es una mujer fantástica, alguien que te roba el corazón con una simple respuesta cargada de sinceridad y buenas intenciones, alguien capaz de dar una oportunidad sin juzgar, de ver lo mejor de cada persona y también lo peor. Porque con ella he reído y llorado, y en resumidas cuentas, me ha parecido un personaje logrado y brillante.

En cuanto al final, no me ha terminado de gustar. Es abierto, muy abierto, y aunque eso no me importa porque sé que hay segunda parte y que seguramente la editorial no tardará en publicarla, hay un par de cosillas que no han terminado de convencerme. Una de las cosillas es Caleb. Cada lector lo interpretará a su manera, pero para mí Caleb pierde toda su esencia con esa decisión que toma al final del libro (aquel que lo haya leído entenderá a qué me refiero). Ojo, la entiendo, pero no la comparto. Lo habría hecho de haber un buen desarrollo que respaldara tal decisión, pero es que al libro le falta mucho de eso, desarrollo, y tal y como se presenta me pareció una decisión muy vaga, un recurso de última hora que espero que se explique mejor en la segunda entrega. Y lo siguiente que no terminó de gustarme es precisamente el misterio que rodea el accidente, algo bastante obvio desde el principio. No obstante, todo esto lo compensa la increíble evolución que sufre el personaje de Maggie, quién pasa de ser una chica autocompasiva e irritante a convertirse en alguien admirable y con dos dedos de frente.

La narración, en primera persona desde el punto de vista de Maggie y Caleb, es otro de los puntos fuertes de la novela, pues nos ayuda a conocer en mayor profundidad a cada personaje por separado, sus miedos y anhelos más profundos, y todas las vicisitudes por las que tienen que pasar para poder encontrar el camino correcto a seguir en la búsqueda de uno mismo.

Para terminar, quiero destacar la gran cantidad de erratas que encontramos a lo largo del libro. Simplemente vergonzoso. Encima me entero por Natalia de que se han olvidado de añadir el nombre del traductor. En fin…

Paradise es un libro que parte de una base muy buena, pero que por falta de desarrollo no llega a cumplir con las expectativas previstas. Una historia muy bonita y tremendamente adictiva, con unos protagonistas que si bien tienen sus defectos, te acaban llegando antes o después, y un final que sin duda te deja con muchas ganas de más. Espero con ansias esa segunda parte y cruzo los dedos para que esté a la altura de esa Simone Elkeles que conocí con los dos primeros libros de la serie Química Perfecta



6/10 Absorbente, romántico y sobrecogedor. Si bien le falta mucho desarrollo para llegar a ser perfecta, es una historia que cuenta con todos los ingredientes para cautivar.


¿Lo habéis leído? ¿Os ha decepcionado tanto como a mí? 


¡Un besote a todos! 

13 comentarios:

  1. A mi me gustó un poco más que a ti parece xD Aunque igual es que como es el primer libro que leo de esta autora...
    Lo que comentas de la autocompasión de Maggie yo lo entiendo dentro del marco de su edad. Son 16 años, y a esas edades en el cerebro solo hay sitio para superficialidades, así que sí que me imagino que lo peor para ella sea no ser "perfecta" como antes... :D
    Y sí, Caleb es perfecto! :DD

    ResponderEliminar
  2. A mí me ha encantado la verdad, quizás es que necesitaba algo así, quizás es que me pilló en un día muy sensible, ni idea, pero me hizo no querer soltarlo y casi leerlo al completo de una sentada e incluso saltarseme una lagrimita de emoción y ya con todo eso me doy más que satisfecha con su lectura. Es cierto que me parecia que pasaban algunas cosas rápidas (sobre todo una hacia el final) y que podría haber dado todo muuuchoo más juego, pero con todas y con esas, a mí me ha gustado mucho y estoy deseando leer el siguiente. Yo conecté con ambos personajes y los entendia. Sí, Maggie se autocompadecia muchísimo, pero ponte en su lugar, quiera que no la chica tenía un trauma con el accidente, ¿y quién no? y ver de repente que no puedes hacer las mismas cosas? no sé, quién sabe si nosotras con esa edad, con todas esas circustancias nos podriamos perder también en nosotras mismas y entonces encontrarle a todo más sentido.
    En fin que me pongo a divagar (se me pega el estar por aquí xD).
    Un besito!

    ResponderEliminar
  3. Después de Quimica perfecta tengo unas ganas tremendas de leer este libro!!!!!!! *_* ! Espero que me guste un poco ma que a ti jejeje!

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que no me llama mucho, y lo que cuentas tampoco me ha motivado mucho...

    Tengo ganas de leer algo de esta autora pero creo que me decantaré por química perfecta ^^

    Muak

    ResponderEliminar
  5. Me gusto mucho este libro, quizás le faltaron un par de cosas pero para ser el primer libro que leía de Simone me quede prendada. La historia de amor me fascino y cautivo por completo y tengo ganas de leer la continuación.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Pues ya te contaré cuando lo lea yo pero una pena que no te haya gustado >.<

    ResponderEliminar
  7. Tengo muchísimas ganas de leerlo aunque con lo de la relación amorosa creo que me va a pasar como a ti... no sé creo que con el tipo de problema del que parten debería cocinarse todo a fuego más lento no?

    Seguramente le dé una oportunidad a ver si a mi me emociona más!

    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Con la sganas que le tenías es una pena que no te gustara tanto >.<
    A ver si la segunda parte te termina de llenar!!

    Un besote!

    ResponderEliminar
  9. ¡Qué reseña tan buena, Arsénico! Me ha encantado, de verdad. Creo que has transmitido muy bien todas las sensaciones que te ha transmitido la novela.
    Yo le tengo muchas ganas. Hasta ahora solo había leído opiniones muy positivas y creo que me ha venido bien leer la tuya.
    El temas de la relación amorosa me preocupa un poco. A mí eso de que el amor surja tan rápidamente y con poco desarrollo me molesta bastante. Veremos...

    ¡¡Muchas gracias!!

    ResponderEliminar
  10. Ya sabes que pienso igual que tú, ¡menuda desilusión me llevé yo, por favor! Es que no me trago NADA la historia, en serio. Yo le encontré hasta más disparates, así que pásate por mi reseña si peudes y lo comentamos el próximo día ;).

    ResponderEliminar
  11. Quiero leer algo de Simone Elkeles pero después de tu reseña y dadas las pocas ganas que le tengo a este libro creo que primero leeré Química Perfecta.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo2/1/13 17:57

    El libro engancha de verdad, eso se lo concedo... peeeeero, yo me esperaba mucho más, los personajes son flojitos (Caleb se salva,pero por muy poco, en mi humilse opinión)Bueno, no me enrrollo, que me decepcionó vamos. Ni siquiera me lo he terminado de leer y con tu reseña se me han quitado las pocas ganas que me quedaban de leerlo. Adiós y felicidades por el blog, es buenísimo.

    ResponderEliminar
  13. Una lástima, porque el argumento promete mucho. Supongo que cuando lo pille iré con expectativas bajas para no llevarme un gran chasco, tal vez así lo pueda disfrutar más =/

    ResponderEliminar

¡Déjanos tus divagaciones!

-Tenemos activada la moderación de comentarios para que no se nos escape ni uno, así que se publicará cuando lo leamos y lo aprobemos ^_^

-Sed respetuosos tanto con el trabajo que se hace en el blog como con el material que aquí se trata, por favor. Es realmente inmaduro e inspira vergüenza ajena leer comentarios diciendo que no tenemos ni idea de leer o que no hemos comprendido un libro sólo porque discrepamos en opinión con vosotros.

-Comentad cuando lo que tengáis que decir esté relacionado con la entrada en cuestión o borraremos los comentarios. Para otro tipo de cosas tenéis nuestros correos arriba a la izquierda :)

¡¡Gracias por divagar con nosotras!!